Lentes intraoculares

Lentes ICL

La lente ICL (siglas en inglés de Lente de Contacto Intraocular) está diseñada para corregir miopías, hipermetropías y astigmatismos de carácter moderado o elevado. Se instaura en el transcurso de una intervención cuya duración es de aproximadamente 15 ó 20 minutos. Se pueden intervenir ambos ojos en la misma sesión.

 

  •  Tras anestesiar el ojo con gotas, el cirujano realiza una pequeña incisión  de 3,5 mm a través de la cual se lleva a cabo la introducción de la lente ICL.
  • Una vez dentro el cirujano manipula la lente cuidadosamente para ubicarla por detrás del iris. Un vez finalizada la intervención no es necesario en la mayoría de los casos cerrar la herida con ningún punto de sutura.
  • La lente ICL se sitúa anatómicamente entre el iris y el cristalino del paciente. Su diseño hace que huya del contacto con el cristalino disminuyendo la posibilidad de catarata secundaria.
intraocular

 

Lentes LIO (de cámara posterior)

En ocasiones, la mejor alternativa para la cirugía refractiva es la extracción del cristalino y el implante de una lente intraocular colocada en la cápsula del cristalino extraído. Esta técnica es la facoemulsificación  y se realiza bajo anestesia tópica ( gotas), con una duración media de 15 minutos por ojo. Actualmente se dispone de lentes tóricas     (corrigen el astigmatismo) y lentes trifocales ( permiten compensación de la presbicia en gran medida). Tras la realización de las pruebas pertinentes el oftalmólogo establecerá si es o no apto para este tipo de lentes.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR